Llegó a nuestras manos una tienda online que ya estaba funcionando desde hacía varios años. Con una gran base de clientes fieles que teníamos que cuidar a la vez que actualizar todo el software de gestión. El reto era importante, debíamos actualizar el interior y el exterior de la web, crear un diseño responsive, que ayudara a aumentar su cartera y exprimiendo al máximo sus inversiones en campañas online.

Decidimos comenzar de 0, trabajando la importación/exportación de datos y no podemos estar más [email protected] con el resultado. El proyecto lo lanzamos y los resultados se comenzaron a cosechar casi desde el primer día, al cabo del primer mes ya estábamos constatando la mejora significativa en usabilidad y comodidad para el usuario, particularmente en la vista móvil, lo que se tradujo casi inmediatamente en un aumento del número de pedidos. Además, los clientes recurrentes que volvían a la nueva tienda no se encontraban ningún problema y conservaban todos sus datos históricos.

Muchas veces, aunque desde fuera parezca sencillo, n se conoce todo el trabajo que tiene una tienda online que funcione. Cuando funciona, es que vende. Y eso es a lo que hemos venido aquí, no queremos cosas bonitas, que también, necesitamos cosas que vendan, que sean útiles y cumplan la función para la que fueran creadas. “Para gustos colores” pero los datos son incontestables.

Ahora continuamos el trabajo en posicionamiento SEO, Gestión de campañas PPC y en definitiva como consultores de su estrategia de atracción en el mundo online.