¿Qué son KPIs?

¿Qué son los KPIs? 7 métricas para alcanzar tus objetivos

Los KPIs (Key Performance Indicator) son, literalmente traducidos, indicadores clave de rendimiento. Estos indicadores o métricas nos ayudan a definir qué debe medirse para alcanzar los objetivos de marketing marcados con anterioridad, a medirlos, a visualizar resultados y a hacer las correcciones necesarias en estrategia y acciones para alcanzar los dichos objetivos.

Cada empresa, marca y campaña específica debe tener unos KPIs diferentes ya que los objetivos de marketing a alcanzar siempre van a variar según los objetivos de cada empresa, la estacionalidad de productos o campañas, el mes o la estación del año, presupuesto disponible, etc.

¿Cómo saber que mis KPIs son correctos?

Un KPI siempre tiene que cumplir la regla SMART (Specific, Measurable, Attainable, Realist, Timely) que en español significa: Específico, Medible, Alcanzable, Realista y definidos en un período de Tiempo.

Siempre es complicado elegir correctamente estos indicadores clave, es el campo más de la analítica que de cualquier otra disciplina, tenemos que traducir los datos a aspectos reales de nuestro negocio. Es fácil pensar que el objetivo final de una estrategia es vender más… pero ciertamente, aunque esta sea la meta final, no parece que nos resuelva muchas cosas. Hay que preguntarse ¿Qué necesito para vender más? Que entre más gente a mi negocio, que la gente que entre esté dispuesta a comprar, que no se estén equivocando, que no entretengan a mis vendedores… muchas cosas que impiden que se venda más y que si las vamos puliendo, iremos cumpliendo el objetivo final. Es lo que llamo metas volantes, objetivos intermedios que nos permitirán aumentar poco a poco este volumen de ventas, captación de clientes o lo que nuestro negocio necesite. Es decir, para construir una casa, no pienso primero en la fachada, si no en los cimientos y marcaré como indicadores estos que me llevan a lograr el objetivo final.

  • ¿Qué queremos medir? Elegir una variable: ventas, visitas, conversiones, reputación, reconocimiento de marca, etc.
  • ¿Cuál es el objetivo de la empresa/negocio a largo plazo? Definir cada objetivo y saber cómo se va a conseguir.
  • Establecer metas a corto plazo para alcanzar los objetivos a largo plazo.

7 KPIs básicos en cualquier negocio con presencia online

Páginas vistas:  Recomendable compararla entre períodos de tiempo iguales y con suficientes datos, por ejemplo, un mes. Es de gran ayuda comparar cada mes con el mismo mes del año anterior.

Visitantes únicos: cuánta gente y qué gente ha visitado el blog, web o tienda online. Es muy útil compararlo de la misma forma que las visitas y cruzar los datos con éstas.

Tasa de apertura: para las campañas de email marketing, nos da datos sobre lo atractivo que es el producto, la cabecera, lo reconocible que es la marca, etc.

Clicks en el email: es posible saber por qué parámetros se mueve el interés del usuario dentro del email, es decir, qué contenido, ofertas, productos atraen más. Es interesante tener en cuenta esta métrica, ya que ayudará a contrarrestar el nivel de error de la métrica de emails abiertos.

Seguidores: el número es importante siempre, pero hay que tener en cuenta los objetivos y marcar los ritmos de crecimiento junto a la producción, nivel de atención, etc.

CPL: El Coste por lead es el precio que paga una marca o empresa por cada contacto cualificado. En este caso se exige una acción por parte del usuario. Por ejemplo, registrarse, cumplimentar un formulario, realizar una descarga, hacer una compra o suscribirse a algún servicio.

Click Through Rate: conocido como CTR o proporción de clicks muestra la frecuencia con la que los usuarios que ven una acción de marketing online acaban pulsando sobre los enlaces que se les muestran. El CTR es uno de los KPIs de marketing digital básicos para evaluar el rendimiento de una campaña en cualquiera de los canales del marketing digital: SEO, SEM, redes sociales, email marketing, etc. Cuanto más alto sea el porcentaje de clicks que se obtengan mayor será la probabilidad de generar más ingresos.

Éstos son sólo ejemplos de los KPIs más usados, pero existen muchísimos más y dependiendo de lo que queramos medir elegiremos unos u otros. Como podéis ver los indicadores nos ayudarán a alcanzar los objetivos finales, pongamos como ejemplo una campaña de mail marketing, donde ofrecemos unos productos de la leche a unos precios de la leche, en la campaña llevamos a los usuarios a la web para comprar directamente estas ofertas tan buenas que tenemos… bien, pero ¿Cómo van a ir a la web si no abren el email que le envío? Bien, tasa de apertura es un indicador clave en una campaña de email y para tener éxito en el objetivo final de aumentar ventas, tenemos que trabajar siempre sobre esta tasa de apertura.

Siempre que medimos podemos rectificar y ganar tiempo ante estrategias no adecuadas. Medir los resultados es la diferencia entre un éxito duradero y un éxito eventual o un fracaso.